sábado, 10 de junio de 2017

Los Nuevos Episodios "Yo, Rock", (2006)

Hace once años en Culiacán, Sinaloa, un grupo de amigos y yo, alimentados principalmente por la pasión de hacer música, dimos forma a un disco que hasta el día de hoy me es esporádicamente mencionado, no con la frecuencia que uno quisiera o se imagina, pero si lo suficiente para notar que el tiempo pasa y hay quien lo recuerda sólidamente.

En 2007, bajo el nombre de Los Nuevos Episodios, creamos “Yo, Rock”, un EP de cinco canciones donde volcábamos las influencias adquiridas de una entonces reciente mini gira a Monterrey, en pocos días nos alimentamos musicalmente mucho más que en varios años gracias a bandas independientes regias de aquella época como Robotril y en menor grado Arizona, When Beauty Dies y el compilado de Happy Fi, creo que más que un sonido fue el feeling de la escena de ese entonces que nos cautivó en nuestro breve viaje.

Manuel, Mike, Consta y yo en Monterrey.


Entusiasmados regresamos a Culiacán,  nos hicimos de nuevos instrumentos, y comenzamos a dar forma a cinco temas que grabaríamos en el estudio de Salvador Gallegos en la colonia Las Quintas, más que un estudio era una casa con lo necesario para hacer una grabación independiente, pero en ese tiempo no considerábamos necesitar más que un buen ingeniero y un equipo competitivo.

Las grabaciones de “Yo, Rock” fueron muy entretenidas y fluidas mayormente, nos dimos el tiempo de buscar algunos sonidos nuevos y yo estrené el mítico Microkorg, un popular sintetizador que compré durante esos días y que puede escucharse a lo largo del EP.



Hay una decena de historias o datos curiosos que rodean esta grabación, lo grabamos al mismo tiempo que un disco de la banda de Ska, Skoria, aunque en diferentes días, el hecho de usar un Vocoder (Voz de robot) en los temas me emocionaba demasiado.

Durante las grabaciones de "Yo, Rock", ensayando El Dancer. Al fondo a su izquierda puede verse el Microkorg.

Por otra parte, recuerdo que las mezclas finales fueron causa de fuerte conflicto entre nosotros los miembros. También me acuerdo que la portada corrió a cargo de un servidor, sin saber nada de diseño, y con un dibujo del baterista de Robotril, Adrián Oviedo, hice lo que se supone sería el arte del “Yo, Rock”. Hablo por mi al decir que no me enorgullezco de esto, pero creo que el resultado final fue un “accidente afortunado”.

Obviamente hay influencias en su sonido de bandas como Oasis, Pastilla, The Strokes y seguro muchas más que se me pasan de momento.
La portada del Yo, Rock

A once años de haber creado esto, y a varios intentos fallidos de reencontrarme con los miembros originales, he decidido poner a su disposición una reedición del “Yo, Rock” a diez años de su grabación. Sorprendentemente el disco suena fresco y estoy seguro que lo podrán corroborar a los primeros segundos de escucharlo.

Como parte de esta reedición, recreamos la portada original digitalmente con algunos ajustes, reunimos los temas en la mejor calidad, sustraídos del master original y ahora están al alcance de un play en su plataforma favorita.



Al final, una de las razones para reeditar el trabajo es que, a pesar de las peticiones a lo largo de los años por ponerlo en línea, nunca estuvo disponible en el internet de la manera más formal, solo quedaban restos de los temas en algunos sitios pero ahora, pueden escucharlo mejor que nunca literalmente.

Una sesión en Monterrey tomada por Tony Solís

Y por último, principalmente, hago esto para atender esa petición de la gente que recuerda el “Yo, Rock” con cariño, esos que alcanzaron a entender el hambre que teníamos de ofrecer música diferente en una escena “culichi” variada pero siempre titubeante. Este es el reencuentro de Los Episodios en 2017.


Esto es para los fans ¿No es eso lo más importante?

“Yo, Rock” de Los Nuevos Episodios, en su onceavo aniversario, ya está disponible en absolutamente todas las plataformas digitales y en Youtube.

jueves, 24 de abril de 2014

Perdónenme Beatles

No creo que mi nivel como seguidor del cuarteto de Liverpool sea mayor al de muchos "beatlómanos". Habiendome declarado fan incondicional desde los 15 años he conocido a individuos que verdaderamente están entregados a la banda, inclusive de modos que algunos calificarían de socialmente inaceptables.

No, yo fui un fan moderado comparado con otros. Pero eso no disminuye el intenso amor (si, llamémosle así) que siento por mi grupo favorito. Aún recuerdo como los iba descubriendo y como me sorprendían con cada composición que resultaba nueva para mí.

En los 90s era inconcebible un disco conformado con puras canciones con potencial de sencillos y para mi, The Beatles fueron los primeros en mostrarme eso.

Pero las letras, sobre todo las letras me maravillaban, sobre todo en la etapa temprana o inocente de los greñudos. Era increible como retrataban las relaciones, la felicidad y tristeza del primer amor o la ilusión de estar enamorado como solo uno puede enamorarse a los 15 años (tan cursi como cierto), todo esto interpretado a través de dulces y encantadores melodías.

Ya no los escucho tan seguidoa mis 33 años, creo que lo hice lo suficiente para dejarlos descansar y embarcarme en otros géneros y sonidos. Pero periódicamente me da por redescubrirlos y recordar mi modo de pensar (estoy seguro que todos han experimentado esa sensación de viaje al pasado al escuchar una canción, reviven sensaciones, pensamientos y hasta olores).

Un corte que ha sonado mucho en mi cabeza últimamente es 'I'll Get you', el lado B de 'She loves' you de 1963, que ha decir de Lennon es un tema que "No funcionó bien". Quizás sea cierto, pero la esencia del sonido Beatle inocente está por toda la canción.

"Imagina que estoy enamorado de ti, es fácil porque se, que he imaginado que te amo muchas muchas veces", me imaginaba yo cantando con mi guitarra ante el público y la chica que me gustaba como años después lo hice.

Sin embargo, soñaba no solo con cantar esta canción en vivo (cosa que nunca logré porque lo más dificil de lograr en una banda es tener a más de una persona que cante bien y digamos que Jolette cantaba mejor que mis compañeros). Yo soñaba con cantar mis canciones en vivo, componer tan bello como creía lo hacían John y Paul y quizás años después, lograr acercarme al sentimiento que causaban sus canciones. Y quizás soñando un poco más, lograr acercarme físicamente de alguna manera a mis ídolos (soñar).

Ahora que lo escribo, creo que se porque ha venido a mi mente 'I'll get you', me he sentido más frustrado que nunca en cuanto a la búsqueda del éxito se refiere, no contaba con que a esta edad aún seguiría intentando figurar como sobresalir en el mundo social o de la música. Vaya, es esa melancolía la que me atrapa y me hace ver lo alejado y triste que me siento por no haberme acercado creativamente a quienes tanto escuché una y otra y otra vez. Con quienes me enamoré, lloré y viví toda la gama de sentimientos habidos y por haber en mi juventud.

¡Demonios! Vaya si hoy mi serotonina se fue de viaje.

Solo me queda decir, perdónenme Beatles.

Woh yeh, oh yeh

miércoles, 7 de agosto de 2013

El Llanero Solitario (Gore Verbinski, 2013)


El Llanero Solitario
(Gore Verbinski, 2013)

Muchos crecimos admirando en la televisión las aventuras del legendario Llanero Solitario. Las hazañas de este personaje y su fiel compañero Toro endulzaron nuestra infancia y la convirtieron en una joya que forma parte del tesoro de nuestros recuerdos más sobresalientes. Luego, y como estaba acostumbrado a hacerlo cíclicamente a través del tiempo, el misterioso héroe despareció quedando poco a poco en un relativo olvido. Este 2013, John Reid alías el Llanero Solitario, ha hecho su regreso de la mano del director Gore Verbinski y el productor Jerry Bruckheimer, una dupla bastante conocida por la exitosa trilogía  “Los Piratas del Caribe”. El resultado ha sido considerado desastroso por algunos críticos pero esta nueva versión del Llanero no podría definirse fríamente como un fracaso en toda la extensión de la palabra. Le invito a acompañarme, amable lector, en esta travesía al lejano oeste para analizar el regreso del misterioso jinete.

Johnny Depp da vida al indio Toro, Depp se encargó de darle una identidad más definida al personaje pues las anteriores interpretaciones estereotipadas del mismo causaron algunas molestias en los nativos americanos. Esta vez Toro cuenta la historia del nacimiento del Llanero, y es también una pieza clave de esta. Armie Hammer da vida a John Reid y lo hace de excelente manera. Muy  a la usanza del nuevo cine hollywoodense, esta producción narra los inicios del Llanero y las peripecias por las que tiene que pasar para formarse como héroe.

Aún cuando el filme ha sido considerado un fracaso comercial, la era digital por fin permitió crear un personaje definitivo que solo en nuestra imaginación podíamos visualizar. Esta vez,  el Llanero cabalga en su caballo “Plata” saltando entre vagones de tren a alta velocidad protagonizando audaces escenas de acción. La fórmula del director/productor, ya probada en “Piratas”, vuelve a funcionar, esta vez, en un western apto para toda la familia.


El Llanero Solitario aún está esperándole en su sala de cine favorita.

domingo, 23 de junio de 2013

Man of Steel (El Hombre de Acero) Zack Snyder, 2013


Man of Steel (El Hombre de Acero)
Zack Snyder, 2013

Más rápido que una bala llegó a mí un curioso pensamiento justo antes de presenciar la premiere de la nueva entrega de Supermán, esta vez titulada "El Hombre de Acero". Existen las películas de "comics" y existen las películas de Súperman. ¿No es obvio que las versiones cinematográficas del Kryptoniano atraen una atención particular de los fans y los no tan fans? Con esta pregunta se genera un nivel altísimo de expectativas y claro, esta ocasión no sería la excepción.

En mis tiempos saltábamos en lugar de volar.
La nueva fórmula consiste en tomar al reconocido director Zack Snyder ("300", "Watchmen") y encargarle que plasmara su visión de Kal-El-alias-Clark-Kent-alias-Superman. Para asegurar un poco el resultado, se contó con la asesoría de Cristopher Nolan, ese cineasta que ha sido multiaclamado por sus versiones “realistas” del caballero de la noche, "Batman".

Y es precisamente el “realismo” (por supuesto que va entrecomillado) la intención dominante en este filme. La gente quería ver a un hombre de acero “real”, un alienígena viviendo las dificultades propias de adaptarse a la humanidad y, una vez adaptado, vivir los problemas de simplemente ser humano. Eso era lo que queríamos ver en Superman ¿No? Bueno, también lo queríamos ver peleando con superenemigos como siempre lo soñamos.

El caso es que el sello de Snyder y Nolan está por todos lados en la película. Básicamente la historia de nuestro héroe es la tradicional conocida por todos (si no sabes de que hablo sinceramente es muy raro que te encuentres leyendo esto). La diferencia la hacen los pequeños detalles, por ejemplo, por primera vez tenemos la oportunidad de conocer un poco más de la cultura del planeta Krypton y su sociedad. También, la rivalidad entre Superman, interpretado por Henry Cavill, y el supervillano Zod, interpretado medianamente por Michael Shannon, en realidad tiene una causa razonable entre otras cosas.

El nuevo Zod. Locura, CGI, maldad y... más locura.
Los efectos especiales son la estrella de este filme, los protagonistas son la gran cantidad de “Zooms” que se hacen en cada escena lo cuales, sin duda, le dan dinámica a la historia pero aumentan un exagerado trabajo de cámara que termina por ser confuso y nos aleja de la trama original. Superman ha sufrido una dosis de “realismo cinematográfico y modernidad” que ha convertido su nueva versión en un respetable churrazo.

¿De cuándo acá la necesidad de los fans ha sido ver un Superman “moderno”? Siempre han existido los tercos que cuestionaban los calzoncillos rojos y esta vez se les dió gusto. Snyder mencionó que se busco por todos los medios conservar la prenda pero no fue posible. Yo creo que simplemente no intentó lo suficiente. Los calzoncillos son solo un detalle que crece conforme conocemos al nuevo Superman con una personalidad muy adaptada a los tiempos de hoy.
Comparación ¿Alguna duda?
Solo queda algo por agregar y  es de manera muy personal. Es tiempo de que el arte deje de imitar la “vida real”. Superman es un icono que va más allá de la actualidad y representa un estado puro de valentía y lucidez que simplemente en estos tiempos no existe. Sería bueno que nos hubiera recordado eso precisamente. Está nueva versión es muy buena en cuanto a clichés hollywoodenses pero también sirve para otra cosa, agradecer que hace unos años Bryan Singer ofreció una supuestamente fallida versión de Superman que hoy aprecio más que antes.

¿Me hablaban?


"El Hombre de Acero" ya está en su cine favorito.


PD. Vaya que se extraña a Christopher Reeve.

jueves, 13 de junio de 2013

El Gran Gatsby (Baz Luhrmann, 2013)


El Gran Gatsby
(Baz Luhrmann, 2013)

Estamos ante la sexta adaptación cinematográfica de esta joya de la literatura norteamericana escrita por F. Scott Fitzgerald. A pesar de haber sido publicada por primera vez hace más de 80 años, El Gran Gatsby al parecer no pierde vigencia y todavía logra reflejar mucho del sentir de la sociedad moderna.

Esta nueva entrega está protagonizada por Leonardo DiCaprio, Tobey Maguire, Carey Mulligan y Amanda Fisher. Para algunos críticos esta visión del australiano Baz Lurhmann es la adaptación mas atinada del clásico norteamericano. Sin embargo, para muchos de nosotros es algo totalmente novedoso y, sin referencia alguna, aún se puede apreciar la elegancia del escritor aderezada con modernos gráficos digitales.

La trama es aparentemente simple. Durante la década de los veinte, el jóven Nick Carraway, interpretado por Maguire, viaja a Nueva York para dedicarse a la bolsa de valores y cumplir el sueño americano teniendo como escenario una “ciudad que nunca duerme” dominada por la moral ligera y el contrabando. En su nueva residencia se ve intrigado por la misteriosa personalidad de su vecino, Jay Gatsby, un millonario que se dedica a organizar fastuosas fiestas. Los invitados a estas celebraciones desconocen el verdadero origen de la fortuna de Gatsby. Sin embargo, conforme se desarrolla la historia poco a poco el espectador tiene la oportunidad de conocer más a este enigmático personaje interpretado de manera magistral por Leonardo DiCaprio, además de sus verdaderas intenciones.

El punto fuerte de la película es la riqueza visual y musical que engalanan esta intrigante historia. La calidad de las actuaciones es la esperada con el elenco de primera que aparece en pantalla pero, aún cuando este es gancho suficientemente atractivo para muchos, la pasividad de la historia podría opacar un poco la calidad final del filme. Quizás la inmediatez del séptimo arte moderno nos tiene malacostumbrados pero a la larga, y de manera definitiva, El Gran Gatsby es una historia para disfrutar y sobre todo recordar.

Disfrute de El Gran Gatsby en su cine favorito.

miércoles, 29 de mayo de 2013

Daft Punk Random Access Memories (2013)


Daft Punk
Random Access Memories (2013)

Como fiel seguidor del dueto francés Daft Punk desde su disco Discovery del 2001, quizás yo no sea la persona más indicada para dar una opinión objetiva sobre su nueva producción. Es verdad, la propaganda previa a su nuevo material Random Access Memories ha sido bastante pronunciada sobre todo para nosotros los fans, lo suficiente para crear una expectativa que vaya más allá del verdadero resultado final del disco pero, después de haberlo escuchado durante algún tiempo,  hice uso de esa virtud que es la paciencia para expresar una opinión que no sea producto del luminoso destello inmediato de lo nuevo de Thomas Bangalter y Guy Manuel de Homem-Christo.

Este era un disco esperadísimo de Daft Punk y no simplemente por ser su nuevo material. Random Access Memories prometía ser la continuación de aquel trabajo emblemático que fue Discovery el cual definió algunos parámetros de la música electrónica a como la conocemos hoy en día. Recordemos que después de aquella producción, los franceses experimentaron un poco en su siguiente disco Human After All y después tomaron el reto de sonorizar la esperada secuela de la película Tron. Después de eso, no estaba claro el camino que el dueto tomaría y eso fue hasta este 2013 cuando comenzaron a coquetear con pequeños clips anunciando su nuevo disco plagado de interesantes colaboradores como Julian Casablancas, Giorgio Moroder, Panda Bear y el legendario productor Nile Rodgers. A través de esto encendieron el interés del público mientras prometían una redefinición de la música electrónica humanizándola y regresándola a su concepción original.

El resultado, precisamente, es algo que muchos fans calificarían de simplemente extraordinario, los seguidores ocasionales del grupo no se han mostrado tan impresionados con el nuevo sonido. La primera impresión que yo tuve fue la sensación de estar escuchando un disco como hace mucho no se hacía. Esto lo digo hablando mas allá de la sencilla complejidad que muestran las canciones que conforman Random Access Memories. Me refiero a algo que la música hoy en día parece haber suprimido a base de sonidos ultracomputarizados y técnicas de estudio que acaban con la naturalidad de los instrumentos. Estoy hablando del feeling o sentimiento. Esa cualidad se logró a través de ejecuciones en vivo por parte de Daft Punk las cuales, por lo general, hasta hoy parecían estar de más.

Random Access Memories es un disco modesto envuelto en una vibra setentera, no es genial en el sentido de que carece de poderosos sencillos para estremecer la pista de baile a la “One more time”, sin embargo la sencillez y tranquilidad que muestra a través de sus 13 temas demuestra una verdadera preocupación del dueto por ofrecer un trabajo innovador ¿Cómo? Volviendo hacia atrás para proponer.


No me extrañaría que el sonido de algunos artistas electrónicos cambie después de RAM. Este trabajo ha causado comezón a muchos pseudoartistas que se empeñan en no mostrarse impresionados. Pero el tiempo tendrá la decisión final sobre la trascendencia de lo nuevo de Daft Punk. Mientras escribo esto, escucho esta colección de canciones que me recuerdan que aún hay gente en esta perversa y superficial industria musical que están dispuestos a proponer y a crear trabajos que nos hagan sentir positiva o negativamente. Al final el arte se siente. Y vaya que con este disco los Daft nos hacen sentir.