miércoles, 22 de agosto de 2012

El Vengador del Futuro (Total Recall)



El Vengador del Futuro
(Total Recall)

Es prácticamente imposible o imprudente presenciar y hablar de un remake Hollywoodense sin hacer una comparación directa con la obra que inspiró dicha versión. Más aún cuando la obra en cuestión fue un éxito taquillero y no ha quedado precisamente borrada de la memoria colectiva de los cinéfilos pertenecientes a anteriores generaciones. “Total Recall” se estrenó hace unos días en nuestro país y el análisis cara a cara con su predecesora no se ha hecho esperar. ¿Estamos ante una versión mejorada de esta joya de la ciencia ficción?

La versión original de esta producción llegó a la pantalla grande en 1990 bajo la dirección Paul Verhoeven (Robocop) y protagonizada por el otrora “Exgovernator” Arnold Schwarzenegger. Para muchos de nosotros que presenciamos este estreno, la película se volvió una especie de clásico en su género. Además de ser de las últimas producciones que presentaron efectos especiales sin el uso prioritario de imágenes generadas por computadora (CGI).

En su nueva versión, Collin Farrell toma el protagónico y es dirigida por Len Wiseman (Underworld), esta vez la historia en esencia es la misma, Douglas Quaid decide dar a su monótona vida de trabajo un poco de acción y decide acudir a una empresa especializada en implantar recuerdos artificialmente en la memoria humana. Durante el proceso algo sale mal y el recuerdo revela que en realidad Quaid es un experimentado agente secreto. Esto desencadena una persecución que nos sumerge en una trama llena de acción y efectos especiales de principio a fin.

Aunque las dos premisas parten de un mismo punto, la diferencia es que mientras en la versión original el protagonista viaja a un ya colonizado planeta Marte poblado por mutantes y donde el oxigeno es objeto de control por parte del tirano líder de este planeta, el Douglas Quaid del 2012 se queda en la tierra para ser parte de un movimiento rebelde que intenta derrocar al primer mandatario de este planeta divido ahora en dos territorios. La trama se toma la libertad de complicarse un poco mas mientras avanza la historia y esto se logra de manera muy interesante pues nos hace adentrarnos aun más en la experiencia del protagonista.

La diferencia principal entre las dos obras se encuentra en el tiempo en el que han sido concebidas. Mientras la antigua “Total Recall” fue parte del género de ciencia ficción cuando este se caracterizaba por ser principalmente limitado debido a los retos técnicos que presentaban sus efectos especiales, La nueva versión es parte de una gran cantidad de filmes futuristas ahora producidos en mayor escala gracias al uso de las gráficas digitales. Mientras la primera fascina por su visión apocalíptica de la civilización y una extrema violencia, la segunda se caracteriza por ser  un filme puramente de acción que nos atrapa desde el primer momento y el ritmo de este no se detiene. No sufre el principal problema de las actuales producciones Hollywoodenses donde la trama se ve ahogada por el uso indiscriminado de efectos especiales como parte principal de la película. Aunque algo obvio aquí es que si la original inspiró a realizar esta nueva visión, difícilmente esta redefinición pueda inspirar un nuevo filme a mediano o largo plazo aún cuando el resultado final no dista en calidad comparado con su predecesora sino más bien en su enfoque. Además esta le dedica uno o dos simpáticos guiños al clásico de Schwarzenegger. Solo el futuro tiene la respuesta. No lo olviden.

2 comentarios:

claudio dijo...

KUATO???? sale kuato??
jeejje

Roberto Haza Estrada dijo...

Yo sólo digo que me hubiera gustado ver mutantes y a Colin Farrell con los ojos saltones...